la prensa google

| Editorial

Unas buenas y otras malas…

Al caer las expectativas sobre una pronta suba en la tasa de interés de los EE.UU. los inversores perdieron incentivo en la adquisición de la divisa norteamericana provocando una disminución de su valor internacional. Algo que se ha reflejado en nuestro país, al caer al promediar la semana pasada la cotización del dólar a menos de $36. Tendencia que parecería se mantendría y hasta podría llevar a una baja de algunos puntos más.

Paralelamente a esta situación, la novedad es una buena noticia para nuestro país, que como es notorio, enfrenta una creciente deuda externa, generada y acentuada por el elevado déficit fiscal. Para mantener el funcionamiento del Estado y su costosa política de asistencia social, el gobierno del FA, encabezado por el Dr. Tabaré Vázquez, se inclinó por tomar créditos internacionales que han llevado a triplicar, como es notorio, la deuda externa que ronda a esta altura los 40 mil millones de dólares. Realidad que salta si se tiene en cuenta, el nivel que tenia la deuda, cuando hace 14 años atrás la izquierda – populista llego al gobierno nacional y que nivel tiene al presente.

Al no subir la tasa de interés que fija EE.UU. y que adoptan los servicios financieros mundiales, el país, no vera incrementado en forma brutal el costo del dinero que ya debe. El problema, es que nos seguimos endeudando y que ahora, por esta caída en el nivel de las tasas de interés los capitales – especialmente los denominados “golondrinas” y “buitres” apuntan a países emergentes y que solicitan asistencia financiera como Uruguay.

Si bien, en lo inmediato seguiremos con lo que se puede calificar como un costo financiero “pagable”, esto no será eterno, porque como se sigue sumando la captación de mas créditos, los compromisos de pago de intereses si crecerán.

Hasta este año, se habla de que en endeudamiento de Uruguay ronda en los 2.500 millones de dólares anuales.

Lo malo de esta situación, además de seguir con un endeudamiento creciente elevado para el Producto Bruto Interno (PBI) es que la exportaciones de productos uruguayos, casi en su totalidad, es de “commodities” es decir materias primas, especialmente productos agropecuarios, que no están con valores elevados o al alza, sino a la baja o planchados. Todo ello, condiciona a la economía de nuestro país, como es lógico.

Por otra parte, la baja del valor del dólar, no ayuda tampoco a esos sectores exportadores. Porque si tenemos en cuenta el actual interno ”costo país” la rentabilidad para el productor no mejora , como es notorio desde todos los sectores productivos se reclama. A ello se suma, la difícil situación del comercio exterior, en plena guerra comercial entre China y EE.UU. que genera así acciones notorias de proteccionismos que adoptan la mayoría de los mercados.

Si bien una esperanza genera el acuerdo logrado entre el Mercosur y la Comunidad Europea, no esta claro, cuando este tratado de libre comercio, realmente se comenzara a aplicar.

Como ya es notorio, se han alzado voces de alerta, que   apuntan a que el alcance y vigencia del citado TLC con Europa, deberá pasar por la aprobación de los parlamentos de los países miembros de la Unión Europea, lo que frenaría parte de su aplicación efectiva y cierta.

Es notorio además, que Francia principalmente, por medio de sectores de la producción agrícola- ganadera cuestiona el acuerdo, afirmando que no están listos para el nuevo escenario. Como es notorio sus producciones de carne, granos, lácteos, depende de millonarios subsidios que Alemania, entiende no se pueden sostener más, porque condiciona la situación económica de otros sectores tecnológicos, que tienen mayor incidencia que la actividad primaria.

Por su parte, aquí en nuestro país, ya hay reclamos y advertencias de que este acuerdo, si bien abre oportunidades para sectores productivos, genera problemas y hasta pone en problemas la sobrevida de otros.

Así el escenario mundial y la realidad económica mundial y de nuestro país en particular, se debe asumir que como hay oportunidades, hay grandes riesgos, si la economía, no se maneja con la realidad y prudencia que el momento aconseja, no dejándose seducir por situaciones puntuales, que nadie sabe, cuanto pueden permanecer.

 

Comentar...

Ante la reiterada y comprobada utilización en la pagina web de LA PRENSA de determinados participantes, en los espacios de comentarios, de expresiones groseras, agraviantes, que lejos están de contribuir a un debate de ideas o posiciones con educación, respeto y altura; la Dirección de este diario decidió borrar en forma masiva, todos los comentarios que pertenezcan a una misma dirección IP, sin importar el seudónimo con que firma, cuando al menos un comentario desde esa IP sea a consideración de esta dirección inapropiado.
Lamentamos tener que adoptar esta antipática medida, pero el triste comportamiento y nivel de algunos comentaristas, no nos dejan otra opción.
Si bien se venia realizando un filtro de malas palabras, muchos comentaristas, lograron sortear esos controles, lo que nos lleva a tomar esta medida extrema.
Exhortamos a los internautas que visitan nuestra pagina, que se apeguen a las buenas y lógicas normas de comportamiento, con tolerancia, respeto y liberta de expresión, como es deseable en toda sociedad.

Código de seguridad
Refescar

Home   |   Política   |   Policiales   |   Locales   |   Editorial   |   Nacionales   |   Rurales   |   Sociedad   |   Deportes   |   Mundo   |   Variedades